Daniel Fiorentino y la Cuadrilla Cultural Tanguera

Daniel Fiorentino y la Cuadrilla Cultural Tanguera

Ficha

  • Datos de funciones:

    5/3 Los Laureles

  • Prensa:

    Carolina Alfonso

 

Así se canta… y baila, el tango.

Un cartel anuncia: ‘Hombres trabajando’. Ellos son Daniel Fiorentino, voz y anfitrión, Víctor Lasear, guitarra y dirección musical y Gastón Mazzeo en guitarra (reemplazando a Mariano Escobar). Y es que ‘Cuadrilla Cultural’ remite, según las palabras del propio Fiorentino, a que tocaron muchas veces en la calle; el nombre habla de trabajo, porque el arte lo es, pero sus herramientas son la música y la voz.

La Cuadrilla Cultural Tanguera  se presentó en el Bar Los Laureles del porteñísimo barrio de Barracas. El show fue un adelanto del próximo trabajo discográfico del Trío, ‘Tributo a don Edmundo Rivero’. El tango es Buenos Aires; que manera única de pintar sus costumbres y su gente tan característicos. Su lenguaje y ese pintoresquismo que atraviesa los años y no hay modernidad que lo disuelva. El tango es un espejo, crudo pero querido, que refleja al porteño tal cual es.

La noche comenzó con ‘Cafetín de Buenos Aires’, ‘El que atrasó el reloj’ y ‘Misántropo’. Siguieron: ‘Barajando’, ‘Y taconeando salió’, ‘Tortazos’ y ‘Ciruja’. Y para el final, ‘Gol Argentino’, ‘Por una cabeza’, ‘Leguizamos solo’, cerrando con la cueca ‘Pongale por las hileras’. Un repertorio potente, muy ciudadano, que trae la esencia del Buenos Aires del ayer que ha recorrido el mundo: el ritual del café, la timba, el fútbol, el hipódromo, el conventillo, el vagoneta, a pleno lunfardo y código local.

Daniel Fiorentino canta a plena voz, ese timbre tan tanguero, con gran devoción por las letras, que canta, y actúa, poniendo un especial énfasis en comunicar qué se dice y por qué. Anuncia cada tema, lo disfruta y contagia el entusiasmo. Los Laureles no es un bar más; se trata de una parada importante por tener un público de habitués que conocen de tango y saben bailarlo, con gusto y a lo barrio. Es un desafío especial entusiasmar a esa audiencia y  ellos lo  lograron con creces:  la gente no sólo escuchó cantar sino que bailaron y corearon durante todo la función e incluso pidieron un extra:  una zambita que fue interpretada en guitarras, como gran final.

La Cuadrilla Cultural hace de su show una fiesta, un disfrute que vale la pena compartir.

Ficha:

Músicos:  Víctor Lasear y Gastón Mazzeo.

Cantantes: Daniel Fiorentino

Director musical: Víctor Lasear

Categorías: Música, Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.