Como si pasara un tren

Como si pasara un tren

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: jueves 21 hs desde el 17 de enero. Duración: 70 minutos.
    El Camarín de las Musas
    Mario Bravo 960.

  • Salas:

    Prensa: Caro Alfonso

 

Un viaje hacia el propio deseo

Un tren de juguete da vueltas en el comedor de una casa. Un chico con un retraso madurativo lo maneja. Una madre,  intenta hablar con su hermana, quien le enviara a su hija, para pasar unos días  con ellos por unos supuestos problemas con las drogas. Así comienza la obra. En ese ininterrumpido vagar de un pequeño tren que hace un ruido molesto, que por momentos, no deja hablar a los adultos; que se mete en la vida de estos personajes, que atraviesa esta historia porque quiere ser escuchado. Será la metáfora que representa el un viaje que el protagonista intentara emprender, dando un primer paso hacia su autonomía y  libertad, desprendiéndose de a poco de la mirada materna que lo sobreprotege. Escuchando la voz de su deseo, movilizado por la llegada de su prima, quien lo ayudara a conectarse con su propia rebeldía; tan necesaria para poder crecer.

La autora construye con humor un universo lleno de ternura. Tiene claro que en los pequeños relatos se construyen las grandes historias. Cuenta con gran profundidad una historia que en principio podría parecer sencilla pero no lo es. Porque detrás de la sencillez se encuentra la complejidad del entramado de un vínculo entre una madre y su hijo. Apela desde el texto a la emotividad de un público que se entregara dejándose llevar por esos personajes tan queribles y humanos. Y a la vez aparecerá una clara reflexión sobre el rol de la verdad y el ocultamiento, el amor y la sobreprotección, la autoridad y la rebeldía. Sin hacer de los personajes estereotipos rigidizados, ahondara en las contradicciones de los mismos, permitiendo que el espectador pueda sentirse identificado en más de una ocasión. Las situaciones que se presentan desde la cotidianidad del día a día de estos personajes enmascaran o encubren los deseos que están latentes, y aguardan ponerse de manifiesto cuando los conflictos emergen.

La dirección llevada a cabo por la misma autora trabaja sobre imágenes de una enorme potencia visual. El relato se cuenta aun donde el texto no está presente. Genera espacios de interacción donde los personajes a través de la música, las miradas, los silencios entretejen un vínculo de intimidad o tensión, según el caso. El personaje  Juan Ignacio, encarnado por Guido Botto Fiora,  conmueve por su enorme sensibilidad. El actor compone un personaje con gran sutileza, veracidad y talento. Silvia Villazur, quien encarna a la madre sigue su misma línea construyendo un vínculo creíble y consistente entre ambos. Luciana Grasso, quien representa el papel de Valeria, sumara como actriz una actuación espontánea y de gran conexión entre ambos personajes.

Como si pasara un tren, es una obra que nos invitará a viajar a través de  de un conmovedor relato por nuestros propios sueños y deseos.

Ficha 

Dramaturgia:

Lorena Romanín

Actúan:

Guido Botto Fiora, Luciana Grasso, Silvia Villazur

Coreografía:

Juan Branca

Dirección:

Lorena Romanín

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.