Benditos asesinos

Benditos asesinos

Ficha

  • Reparto:

    Las funciones son los viernes a las 20,30 en el teatro La Tertulia Gallo 826 Capital

  • Salas:

    Prensa: Mónica Scaduto

 

El delicado equilibrio entre la vida y la muerte
La cumbre de asesinos reúne ésta vez a un grupo de conmocionados miembros ante un aberrante suceso: uno de sus sicarios no pudo asesinar a su víctima. No dudó, no falló, no tuvo remordimiento alguno; simplemente, no pudo. La línea entre infinitud y finitud se ve quebrada en ésta notable pieza titulada Benditos Asesinos, de Hugo Stolfi.
Con puesta en escena a cargo de Guido Inaui Vega, la obra describe una serie de cuadros en los cuales el asesino fallido, el enjuiciado por sus colegas tras haber desatado éstos sucesos, intenta hacer sentido de lo ocurrido, recomponerlo y ser juzgado por ello. Para lograrlo, bastan unas sillas, un bastidor y un atril que, en diferentes combinaciones con un brillante juego de luces y sonido (diseñados por Lidia Canosa), vienen a ser el multitudinario congreso de mercenarios, una plaza donde transitan víctimas potenciales, el hogar del asesino desavenido, un convento e incluso el mismo averno.
El texto y la interpretación de su elenco merece párrafo aparte. Para empezar y, como apuesta más que atractiva, un equipo femenino (Denise Afonso, Soledad Borinelli, Celeste Candil, Lucia Montero, Daniela Rodriguez, Valentina Suárez Salvia) realizan papeles en su mayoría masculinos, dándole ese toque clásico al teatro en el cual se subraya el poder camaleónico de las artistas, suprimiendo preconceptos de género. Para lograr esta proeza, un texto esencialmente retórico, pero no por ello denso, es interpretado con brillante corporalidad, transmitiendo cada palabra desde lo oral y desde sus movimientos, en una delicia de ejecución teatral que pondera el sentido a través del cuerpo.
Éste tipo de obras suelen esconderse en los confines de callejones lejanos a las luces de corrientes y difícilmente alcanzan a ese público ideal, mucho mayor de lo que es función a función (y eso que la platea de la que fui parte estaba llena). Vale ahondar en estos rincones para reflexionar un poco sobre el rol social del asesino, no como una apología al delito mortal, sino como algo que existe pese a que prefiramos no verlo. El matón le es funcional a una sociedad que, bien reza el dicho, funciona, pero no por ello quiere decir que funcione bien, e interviene en algo tan delicado como la delgada línea entre vida y no vida. Todo un hallazgo para quienes gozan del teatro como espacio para pensarnos a nosotros y a nuestra verdad.

Ficha:

Dramaturgia: Hugo Stolfi – Actúan: Denise Afonso, Soledad Borinelli, Celeste Candil, lucia montero, Daniela Rodriguez, Valentina Suárez Salvia – Vestuario:Denise Afonso – Escenografía: Mariana De La Quintana – Diseño de luces y sonido: Lidia Canosa – Asistencia de dirección: Florencia Sánchez – Producción ejecutiva: Guido Inaui Vega – Producción: Hugo Stolfi – Puesta en escena: Guido Inaui Vega
Dirección: Guido Inaui Vega

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.