Posts From Nadin Gulman

Volver a la página inicial
Reseñas

Imaginaria

Te imaginaba cantando para que volviera a casa Un hijo que se va a la guerra. Un hijo que compite en carreras de motos. Un padre ausente. Una madre sola.

Reseñas

Así, así, acá, acá

Tipo corte, como que nada, eso. Sumergirse en los pensamientos y curiosidades recurrentes de cuatro adolescentes, en lo más profundo de un baño escolar. Preguntar, cuestionar, debatir, deducir erróneamente, dudar

Reseñas

Maialandia

¿Cuál es la moraleja? ¿Cuántas Maias caben dentro de un mismo cuerpo? Muchas, ¿verdad? ¿Acaso existirá alguna vez una Maia final? ¿Una Maia terminada? Así como un pintor decide cuál

Reseñas

Voley, la final

Todas las pelotas van al cajón “No me puedo liberar de lo que pase” repiten incesantemente víctima y victimarios. Dos finales de un torneo de voley: equipos femenino y masculino.

Reseñas

Pelopromesa

Desenredando el pasado Escapar. Salir de la zona de confort nada confortable. Meterse en el caparazón. Hundir la cabeza en un pozo. Volar. Respirar. Recordar. Llorar. Sanar. Volver a llorar.

Reseñas

Una de película

Luz, cámara, ¡acción! Hacerse la película: imaginarse o inventar una historia fantástica o exagerada, a menudo poniéndose en lo peor o en lo mejor de una situación. “La realidad supera

Reseñas

Familia no tipo y la nube maligna

Variedad en la comunidad Y es que aún hoy, se sigue utilizando el término “familia tipo” cuando se refiere a una familia compuesta por un padre, una madre y dos

Reseñas

Conurbano cotidiano

Yo soy así, pues porque sí. Así como René de Calle 13 hace ésto pa´ divertirse, tres treintañeros de Luján invitan a pasar a su hogar en una especie de

Reseñas

Pasado

CTRL + Z La vida no es un documento de Word, pero se puede deshacer. Imaginen el siguiente enunciado con voz de robot: “La regla es simple: se puede usar

Reseñas

No tengo tiempo

¡Que pase ya mismo aunque no sea lo que quiero! El tiempo… Bendecido y maldecido en partes iguales, invencible, implacable, justo y equitativo con toda la humanidad. No perdona, no