Posts From Guillermo Ferraro

Volver a la página inicial
Infantiles Reseñas

La Pipetuá

La magia de los sueños En esta ocasión, el grupo “La Pipetuá” presenta en Paseo la Plaza el espectáculo “Ensueños”; un increíble y asombroso viaje al mundo onírico donde todo

Infantiles Reseñas

Atrapad#s en las redes

¿Conectados o no conectados? Hace muchos años, “internet” les brindó a varias generaciones -que nacieron con este tipo de tecnología incorporada- una nueva manera de estar en el mundo. Dentro

Reseñas

Juana la loca

La locura de ser mujer Juana I de Castilla, apodada “la Loca” por una supuesta enfermedad mental, fue encerrada durante cuarenta y seis años en un castillo, primero por orden

Infantiles Reseñas

Sueño

Un bosque shakesperiano La “Compañía criolla” se fundó en el año 2009; desde ese entonces, viene trabajando infatigablemente en diversas propuestas de teatro, en general para un público infantil. Eso

Reseñas

Esa mujer

El cuerpo aún presente En el año 1952, muere Eva Duarte de Perón; su cuerpo fue embalsamado y resguardado en el edificio de la Confederación General del Trabajo, como símbolo

Reseñas

Moconá, tierra de polacos

El llanto de las cunas vacías La palabra moconá es un vocablo guaraní que significa “que todo lo traga”. En misiones, tierra de inmigrantes polacos, esa palabra es utilizada para

Reseñas

Almuerzo argentino

Un domingo en familia Como plantea Alejandro Grimson en su libro “¿Qué es el peronismo?” no se puede entender el peronismo sin entender el antiperonismo. Ambos polos de esta dimensión

Reseñas

El alemán que habita en mí

Final de juego Un hombre octogenario, imposibilitado de desplazarse por sí mismo, con la mirada ausente o perdida en el laberinto de sus recuerdos: abre la escena. Con algunos rasgos

Reseñas

El buen destierro

Los claustros del deseo La sensualidad de las imágenes de algunos santos de la iglesia ha despertado, a lo largo de la historia, el deseo prohibido de muchos de sus

Reseñas

La princesa rusa

El deseo que no se nombra J. Lacan dijo una vez: “Aquel que sabe no huir de su propia angustia será también aquel que no huya de su propio deseo”;