Alicia por el momento

Alicia por el momento

Ficha

  • Datos de funciones:

    Información sobre las funciones, en la cartelera

  • Prensa:

    Mutuverria PR

 

Memorias de una niña refugiada

Para las personas exiliadas, la identidad es una cuestión compleja. Llevan consigo marcas distintivas de un origen que entra en conflicto, y se ven obligados a migrar, partiéndolos internamente de alguna manera, entre el ir y venir. Ni hablar si la memoria del exilio es relatada por una niña, cuya comprensión esquiva del contexto es la posible dadas las circunstancias. Esta delicada situación se transforma en una emocionante comedia en manos de Maruja Bustamante que, texto de Silvain Levey mediante, cuenta la historia de Alicia por el momento, una pequeña chilena que, junto a su familia, viven como pueden tras abandonar su país en los setentas por la dictadura de Pinochet.

Victoria Almeida toma el rol de la protagonista, una chica risueña en momentos transicionales de su infancia y adolescencia. Fusco, Fanego, Lucero y Lups oscilan entre figuras importantes en la vida de Alicia (como sus padres, su primera amiga o su primer beso) y personajes hilarantes que nutren la estructura dramática. Todo bajo una brillante capa de clown que, lejos de banalizar la historia, le otorga toda la ternura y humor posible. Si bien existen algunos elementos en escena, la puesta es el elenco, sus vistosos y caricaturescos atuendos, su talento.

Almeida relata, en la piel de Alicia, distintos recuerdos de su infancia y adolescencia. Como buen recuerdo temprano, carece de detalles concretos como geografías o años, pero es rico en sentimientos y sensaciones vividas. El humor sobre sale entre diálogos, con la soltura en que los protagonistas manejan lo físico y lo oral, la repetición, la improvisación precisa y el remate. Pequeños cuadros musicales complementan este relato en capítulos, como si fuera un infantil absurdo y efectivo.

La pieza es simplemente brillante. Con precisión de relojería, todo engranaje funciona. El texto es precioso, las interpretaciones son inolvidables y la dirección es tan visible como vistosa. Bustamante, con la excelente excusa de la dramaturgia de Levey, logra lo que pocos, suprime la seriedad que supone el tratamiento de temas sensibles y conmueve aún más. El pensamiento de la obra es claro y revolotea por el escenario, pero eso ni impide la risa, aquella que da lugar a la reflexión. Para un país que valora la pregunta por la identidad, Alicia por el momento es un hito dentro del teatro comprometido, un acierto que solo se sostiene con enorme capacidad actoral. Lo coral del relato se potencia con cada uno de los intérpretes, voces potentes del teatro independiente. Las salas llenas se explican por sí solas: una obra imperdible.

Ficha:

Actúan: Victoria Almeida, Pablo Fusco, Manu Fanego, Julián Lucero, Tincho Lups

Directora: Maruja Bustamante

Género: Comedia dramática

Categorías: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.